Costoya: «Estábamos convencidos de que en la final podíamos haber plantado cara al Barça»

Como hiciésemos ayer tras el partido contra el Barça, varios de los protagonistas del encuentro Abanca Ademar León- Logroño La Rioja pasaron por los micrófonos de Valladolid Aumentada. También hablaron en rueda de prensa Rafa Guijosa, entrenador de los leoneses, y Jesús Javier González, míster de los riojanos. 

El internacional español Ángel Fernández, de Logroño, apuntó que el partido lo decidieron «pequeños detalles”  y reconoce que “pensé que cuando se pusieron dos arriba estábamos rendidos pero, como ayer, volvimos a resurgir”. Para el extremo, “hemos sabido sufrir” y volvió a destacar el “muy buen trabajo de todo el equipo”. A su juicio, “según está Asobal, puedes perder en cualquier campo, y más en la Copa del Rey y ante un equipo como el Ademar, que es el segundo”.

Fernández también se detuvo en la actuación de Krupa y Gurutz: “La portería en el balonmano actual es un 50% del equipo. Últimamente están parando mucho, también la defensa está muy bien y eso es lo que nos permite estar en la final de la Copa del Rey”.

El siguiente en pasar por la zona mixta fue Álex Costoya, el mejor de los leoneses durante esta Copa del Rey. Se sumó a la teoría de Fernández de los pequeños detalles y, como harían después de los entrenadores, señaló como claves que «la defensa y la portería se impusieron a los ataques”. Costoya no ocultó que estaban «jodidos» porque «teníamos la ilusión de la final». Y fue más allá: “Estábamos convencidos de que en una hipotética final podíamos haber plantado cara al Barça, que está perdiendo algunos partidos”.

El jugador franquicia del Ademar no pudo jugar el último minuto y medio de partido por una brecha que le hizo manar algo de sangre de la cabeza. Una norma de la Federación Internacional señala que, en caso de una situación así, el deportista debe ser atendido y no jugar los siguientes tres ataques. Preguntado por si el equipo le echó de menos en esos instantes finales, Costoya respondió: “No, para nada, tenemos jugadores importantes que pueden marcar diferencias. En este caso fallamos pero cualquiera lo podía haber hecho. El deporte es así”.

Los entrenadores

El primero en comparecer fue Rafa Guijosa: «Estoy dolido por la derrota, pero felicito a mis jugadores porque se han vaciado”. Para el que fue nombrado mejor jugador del mundo “en un partido igualado el factor suerte es determinante y en este caso no ha estado de nuestro lado”. El madrileño ha calificado el partido de «táctico» dentro de una «temporada muy dura e igualada», felicitando la iniciativa de traer la Copa a Madrid: «ha sido una experiencia sensacional, un exitazo». Al mismo tiempo, Guijosa fue crítico con lo sucedido con Costoya: «Es una norma estúpida que nos ha costado no tener a nuestro mejor jugador en el último ataque”.

Cuestionado si veía al Barça menos fuerte, respondió lo siguiente: «Eso que te lo conteste Pasqui. Yo creo que están a años luz de todos nosotros. Nosotros podemos aspirar a llegar a la final y hacer un partido digno y pelear, si se pone a tiro por supuesto, el título”. Para Guijosa, “cuanto más apretemos al Barça, un partido como por ejemplo le hizo ayer Valladolid, la respuesta va a ser más dura, porque va a ser más difícil sorprenderle”.

El entrenador de Ademar cree que“a lo mejor también es que los equipos están creciendo más de lo que parece, no que el Barça tenga menos potencial”. E hizo una defensa de la Liga Asobal: “Valladolid, Ademar, Logroño hubieran puesto en dificultades a cualquier equipo en Europa».

A continuación compareció Jesús Javier González, conocido por todos como «Jota». Las primeras palabras fueron para su vestuario: “Lo que están haciendo estos jugadores es increíble. Estoy sin palabras”.  En el análisis del partido, no obstante, ha hecho autocrítica: “Defensivamente hemos estado bien pero ofensivamente muy flojos. Se ha sacado por oficio”.

En opinión de Jota, el choque “ha sido un gran espectáculo para el espectador en cuanto a lucha, ganas, intensidad, motivación, alternativas en el marcador…ahí no se puede pedir más. En cuanto a juego, no ha sido de decir “qué bonito”.

También ha habido tiempo para hablar de la evolución del equipo, que comenzó el año abajo. “En esos momentos yo pensaba que íbamos a pelear por no descender. El entrenador ha tenido poco que ver. Lo que ha cambiado al equipo ha sido el espíritu de los jugadores».

Texto: Álvaro Díaz (@AlvaroDiaz_87)

Comentarios de Facebook

Publica un comentario