Rebaja fiscal de más de 107 millones de euros para los madrileños

El Ayuntamiento de Madrid encara el próximo año con un ejercicio de realismo sobre la situación económica que vivimos. Consciente del impacto que ha dejado y está dejando la crisis sanitaria en todos los sectores de la ciudad y en los hogares, el Gobierno municipal ha iniciado la tramitación de las nuevas ordenanzas fiscales, que entrarán en vigor el próximo 1 de enero. Continuidad en la reducción fiscal iniciada el pasado año, apoyo a las empresas más castigadas por la pandemia, incentivos para la recuperación económica y el empleo y fomento del uso de las energías renovables. Es el resumen del proyecto fiscal municipal que te contamos aquí.

El nuevo paquete de medidas fiscales supone una rebaja de 107,5 millones de euros en los ingresos tributarios -impuestos y tasas-, de los que se beneficiarán cerca de dos millones de contribuyentes madrileños. ¿Cómo? A través del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que no incrementará los recibos; de la bonificación de la tasa de basuras y de terrazas a empresarios y comerciantes; de la rebaja del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) a empresas que apuesten por el mantenimiento y la creación del empleo y a todas aquellas que promuevan las energías renovables y reduzcan las emisiones de CO2.

Y junto al ahorro, la simplificación normativa para facilitar a los contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, evitando duplicidades, reduciendo cargas administrativas y mejorando la regulación de los procedimientos.

Un total de 1,8 millones de contribuyentes se benefician de la rebaja del IBI

Uno de los impuestos con mayor repercusión, ya que afecta a la mayoría de los contribuyentes madrileños, es el IBI. Si en 2020 ya se inició una rebaja del tipo de gravamen, 2021 continúa la misma senda, reduciéndolo del 0,479 % actual al 0,460 %. Una medida de la que se beneficiarán 1,8 millones de contribuyentes que no verán así incrementado su recibo del IBI y que supone un ahorro global de la carga fiscal de 40,15 millones de euros.

Además, se mantienen las bonificaciones para familias numerosas de hasta el 90 % en función del valor catastral del inmueble y del 50 % para las viviendas de protección oficial durante los tres periodos impositivos siguientes al de otorgamiento de la calificación. Continúan también las bonificaciones en el impuesto de plusvalía, que pueden alcanzar hasta el 95 %.

Estimular la recuperación económica y el empleo

Las ordenanzas fiscales son una buena herramienta para estimular la economía y mantener el empleo en sectores muy castigados por esta pandemia: ocio, hostelería, comercio, cultura… De ahí, la prórroga de un conjunto de bonificaciones acordadas tras el inicio de la crisis sanitaria para ayudar a las empresas de dichos sectores. Hablamos de la rebaja del 25 % en el IBI y el IAE. La bonificación del IBI beneficiará a unos 65.000 titulares, con un impacto en las cuentas municipales de 35,1 millones de euros. Además, hay una bonificación del 95 % para los inmuebles de los organismos públicos de investigación afectos a su actividad investigadora y para los mercados de titularidad municipal.

La bonificación en la cuota del IAE repercutirá en 16.000 negocios, con un coste para el Ayuntamiento de 10,2 millones de euros. Además, se va a incentivar la creación y el mantenimiento del empleo incrementando la bonificación hasta el 50 % de la cuota para quienes mantengan sus plantillas en 2020 y 2021.

Y en la apuesta por el empleo estable, se extiende la bonificación del IAE a las empresas que en 2020 hayan incrementado el promedio de sus plantillas de trabajadores con contrato indefinido.

Quienes tengan una renta o rendimiento neto de la actividad negativo obtendrán una reducción del 25 %. Como esta medida no podrá recoger el impacto COVID en las cuentas empresariales hasta 2022, el Gobierno municipal se compromete a mantener y mejorar esta bonificación en dicho ejercicio.

Para todos los sectores, para todos los tipos de empresa

Las bonificaciones van más allá de esos dos tributos. Los inmuebles con usos de ocio, hostelería, comercial, espectáculos y cultural e industrial se beneficiarán de una reducción del 25 % de la conocida como ‘tasa de basuras’. Aproximadamente, 5,7 millones de ahorro para más de 118.000 titulares de estos negocios.

Finalmente, se volverá a reducir en un 100 % la llamada ‘tasa de terrazas’, en beneficio de los mercadillos periódicos u ocasionales, puestos aislados (castañas, helados, churros, quioscos, de flores…), terrazas de hostelería, circos, tómbolas, cines de verano y distribuidores de prensa gratuita. Son casi 9.000 negocios los que ahorrarán en conjunto 11,4 millones de euros.

Además, todos los que inicien una actividad empresarial el próximo año estarán exentos del pago del IAE durante los dos primeros ejercicios impositivos mientras que, en el tercero y cuarto, tendrán una bonificación del 50 %.

Fomento de energías renovables y transporte público

Estas cuentas están unidas a la sostenibilidad. Las ordenanzas reflejan claramente dicha estrategia al establecer una serie de bonificaciones fiscales que promueven la implantación de energías renovables en los edificios residenciales e instalaciones industriales. De ahí, el incremento del 25 % al 50 % en la bonificación del IBI para los inmuebles de uso no residencial y el aumento del límite del beneficio fiscal en este impuesto del 20 % al 30 % del coste real de la obra. Hay también una bonificación del 50 % de la cuota del IAE para la instalación de sistemas de aprovechamiento de la energía solar y geotérmica.

Y para promover el cambio de pautas en la movilidad de los trabajadores, dentro de la Estrategia Madrid 360 se ha establecido una bonificación de entre el 10 % y el 50 % del IAE (5,3 millones de euros) para aquellas empresas que implanten planes de transporte que afecten, al menos, al 20 % de su plantilla. Podrán hacerlo adquiriendo abonos anuales de transporte público o contratando un servicio de transporte colectivo.

Comentarios de Facebook

Publica un comentario